Si no tienes una web, estás perdido

ImagenCualquier empresa, por pequeña que sea, debe contar con una página web, igual que necesita una línea de teléfono, una sede o un correo electrónico.

Una web, independientemente de su tamaño, estructura o diseño, es un elemento más de identidad corporativa que proporciona a la compañía una imagen de fiabilidad cara al público, un punto añadido de contacto o enlace y, en muchas ocasiones, una importante fuente de nuevos clientes.

Otra puerta de entrada a la empresa

Estar en Internet no es privativo de las grandes empresas; también las pequeñas y medianas pueden y deben contar con una página web, porque eso les permite dar a conocer su identidad empresarial, su imagen corporativa, sus productos o servicios… Y es una puerta más de entrada para los clientes, reales y potenciales.

Textos ágiles y eficaces

Internet tiene su propio lenguaje escrito y visual. Por eso es muy importante crear un diseño de la página web adaptado al medio, con la mayor eficacia comunicativa y que muestre, de forma evidente, la manera de contactar con la empresa.