¿Qué temas deben tratar las revistas de empresa?

Supongamos que hemos decidido crear una revista de empresa. Ahora hay que llenarla de contenidos. ¿Qué ponemos?

En nuestra anterior entrada hablamos de la importancia de las revistas de empresa para cohesionar los equipos y trabajar por un objetivo común con sensación de pertenencia a un grupo. Ahora comentamos qué contenidos deben incluir las revistas de empresa para lograr sus objetivos.

De todos y para todos

El objetivo es contar con una publicación en la que tengan cabida todos los temas que los trabajadores deseen conocer acerca de su empresa, expuestos de forma amena, cálida, próxima y coloquial. Es para ellos, pero, ojo, para todos ellos. Tiene que reflejar los intereses de cada uno de los niveles, conseguir que cada persona se sienta tenida en cuenta. Obviamente, para una empresa es más difícil cubrir determinados puestos, pero siempre debe tener presente que para que una maquinaria funcione a la perfección, todas las piezas son importantes.

Las secciones 

Los temas a incluir estarán en función de las particularidades de cada empresa. Las revistas internas deben servir a las necesidades de la política empresarial y a los intereses de los trabajadores. Así que podemos hablar de…

Actualidad empresarial: cursos, patrocinios, seminarios, participación en encuentros, ferias, eventos, fotos…

Entrevistas: a directivos de la propia empresa y a expertos en el sector, sobre actualidad y actividades relacionadas con la empresa; a representantes de los trabajadores; a expertos en determinadas áreas que puedan hablar a los demás de su trabajo, de qué hacen para optimizar su tarea…

Reportajes: sobre algún aspecto del sector, innovación, producción…

Acuerdos de la compañía: firmas de contratos, convenios y proyectos en los que se va a trabajar.

Noticias de actualidad: miscelánea de las notas de prensa que puedan interesar al sector.

Seguridad e higiene en el trabajo: dependiendo del sector que se trate, podemos ofrecer información sobre la postura correcta en el ordenador, materiales inflamables…; avisos de vacunas y reconocimientos médicos…

Ayudas a los trabajadores: seguros médicos privados, planes de pensiones, bonificaciones especiales, descuentos en tiendas, viajes, gimnasios, becas de estudios, cursos, intercambios de jóvenes, ayudas para empleados con hijos en edad escolar…

Vida social de los empleados: bodas, nacimientos, jubilaciones, nuevas incorporaciones, bajas, altas…

Alrededor de la empresa: novedades en el edificio y sus alrededores, máquinas expendedoras, nuevos restaurantes en la zona, aparcamiento, tráfico, mejoras en transporte público…

Buzón de sugerencias: para hacer sugerencias, mandar cartas o comentarios.

Mercadillo interno: compra, venta e intercambio entre trabajadores, un espacio para anunciar que alguien desea vender su coche, que busca baby-sitter, que regala una cuna, que podría compartir el itinerario de casa al trabajo o que cambia 15 días de apartamento en la playa por 15 días de casa en el pueblo.

¿Cuándo sale?

Nuestra querida revista de empresa puede ser alimentada a diario, cada semana, cada mes, cada tres meses… No hay nada establecido. Se debe decidir en función de la actividad laboral, del número de empleados y de las noticias y movimiento que genere la empresa.

Lo que sí es importante es que la revista de empresa esté bien gestionada, que sea un lugar que se perciba como un foro de libertad y unión entre los trabajadores y que responda al objetivo empresarial que se persigue. Esto es, que se deje en manos de profesionales de la comunicación.