No más confusiones con por qué, porqué, porque y por que

Nos hacemos un lío a la hora de escribir porque, por que, por qué y porqué. Nos pasa desde el colegio; el problema es cuando seguimos toda la vida igual.

Porque, por qué, porqué, por que

Nuestro idioma es complicado para algunas cosas y en este asunto debe de serlo mucho para la gran mayoría de la gente, a juzgar por la cantidad de errores que provoca, incluso entre los más ilustrados y habituados a manejar la escritura. Aquí va una lección de repaso.

POR QUÉ

¿Por qué escribimos tan mal?

Este caso es el más fácil de todos. En frases interrogativas se escribe siempre separado y con tilde, y se reconoce porque podríamos poner a continuación «razón»: «¿Por qué (razón) escribimos tan mal?».

No siempre lleva signos de interrogación, ya que a veces es un interrogativo indirecto: «No me explico por qué (razón) escribimos tan mal», pero también se escribe separado y con tilde en este caso.

Una broma que circula por Internet ayuda a identificarlo perfectamente: «Por qué se escribe separado y con tilde siempre que inmediatamente detrás se pueda colocar la palabra cojones». Pues eso, con las debidas disculpas.

PORQUÉ

El porqué de lo mal que escribimos hay que buscarlo en la escuela.

Este porqué, al llevar artículo, tiene función de sustantivo y se podría sustituir por la causa, el motivo… Va todo junto y con tilde.

Lo mismo si lleva el artículo en plural: «Los porqués de nuestra mala escritura…», o indefinido: «Un porqué a la mala escritura reside en…».

PORQUE

Escribimos mal porque no nos enseñan bien.

Es una conjunción causal, expresa una causa o razón. Este porque se escribe junto y sin tilde, y se puede sustituir por ya que, puesto que, dado que

Pero aquí ya empezamos con el lío: puede escribirse junto o separado cuando tiene la función de conjunción final, o sea, si equivale a para que: «Haremos lo posible porque (para que) aprendas a escribir». La RAE admite también que se escriba por que en dos palabras en este caso: «Haremos lo posible por que (para que) tu aprendizaje mejore».

POR QUE

El motivo por que escribimos tan mal es porque no nos enseñan.

Este es el más complicado. En unos casos se reconoce si puede intercalarse un artículo entre por preposición y el pronombre relativo que: «El motivo por (el) que escribimos mal es porque no nos enseñan».

Pero dentro de este apartado hay otros casos que hacen que por que se escriba separado. Se trata de verbos que necesariamente llevan la preposición por detrás de ellos: como abogar, por ejemplo: «Abogo por que se enseñe más lengua en la escuela», «Hay que preocuparse por que los estudiantes escriban mejor», «Manifestamos nuestro interés por que la gente aprenda a escribir correctamente», «Estamos luchando por que escribas mejor»…

En fin, que si dudamos, siempre nos queda un último recurso: cambiar la frase para no meter la pata.