20 reglas para manejar tu Twitter de empresa

Llevar twitter de empresa

Twitter ha superado los 100 millones de usuarios en el mundo, lo que significa que para cualquier empresa es muy importante contar con un perfil en esta red social.

Además, Twitter es la red que más se utiliza desde el móvil según el Informe anual 2012 sobre el desarrollo de la sociedad de la información en España. Esta accesibilidad significa que cualquiera puede ver los contenidos que una empresa ofrece desde cualquier parte y a cualquier hora. De hecho, un 24 % de las personas que utilizan Twitter afirman que entran en esta red social no una sino varias veces al día.

Como decimos con frecuencia en este blog, estar en redes sociales no implica vender más necesariamente, porque el éxito comercial depende de muchos otros factores y porque Twitter, Facebook… no son canales de ventas. Sin embargo, creemos que existen muchas razones por las que a las empresas les interesa estar en las redes sociales, entre ellas, que Twitter es un escaparate que ve mucha gente, aunque sea de paso.

Sin embargo, no basta con abrir un perfil y moverlo de vez en cuando; también es preciso saberlo manejar de manera profesional.

Reglas para no patinar en Twitter

Lo deseable es contratar a un profesional que se ocupe de la gestión de la cuenta, pero si esto no es posible, aquí van nuestros consejos.

1. Personaliza la imagen de tu Twitter. Utiliza una imagen de perfil y un fondo que vayan con tu marca. Mima el diseño y, por supuesto, ni se te ocurra dejar el huevo que viene por defecto. Si no puedes hacer un buen diseño, procura que los colores elegidos se identifiquen con tu empresa y su color corporativo.

2. Define qué haces. Busca una frase clara que resuma tu actividad. Procura ser claro y, si puedes, original.

3. Pon la forma de contactar contigo en un lugar visible. A veces resulta complicado encontrar la información de la empresa, un mail, su web…

4. Observa qué hacen los demás. Sigue a tu competencia y a todos los que te puedan aportar algo; aprenderás mucho.

5. Déjate aconsejar. Twitter ofrece sugerencias para seguir a gente que podría interesarte. Siempre hay que ver qué te propone y, si procede, hacer caso de sus consejos.

6. No seas pesado. No estés todo el día lanzando tuits irrelevantes solo por contaminar, cansarás a tus seguidores y dejarán de seguirte. Ni te pases ni te quedes corto. Frase de abuela: en el punto medio está la virtud.

7. No te hagas publicidad todo el tiempo. La gente busca contenidos interesantes, no quiere presiones ni mensajes comerciales.

8. Ofrece información útil. Esa es la única forma de que te sigan, te retuiteen y puedas llegar a más gente.

9. No publiques enlaces irrelevantes. Antes de hacer un retuit sólo por figurar, asegúrate de que es interesante y no incrementes la montaña de basura en la red.

10. Sigue a la gente que verdaderamente te interese. Siéntete libre; al menos en las redes puedes serlo. No tienes por qué seguir a quien te sigue automáticamente, sino a quienes aporten contenidos que te resulten útiles (y a quienes puedan convertirse en tus clientes, claro).

11. Sé constante. Puedes entrar en Twittter dos o tres veces al día, a distintas horas, ver qué se cuece, qué puedes contar, retuitear… Interactúa, pregunta, responde.

12. No repitas lo mismo del Facebook. A veces puedes hacerlo, pero tu Twitter debe aportar contenidos diferentes, porque se trata de redes bien distintas y, generalmente, con públicos diferentes.

13. Atiende a tus clientes. No dejes ninguna pregunta sin responder ni ningún comentario sin contestar. Si les atiendes pronto y con amabilidad, generarás satisfacción y, en consecuencia, lograrás su fidelización.

14. Sé generoso. Retuitea contenidos de los demás, comparte información, consejos y experiencias.

15. Muestra tu educación. No siempre hay que agradecer, pero sí mostrar cortesía.

16. No mezcles lo profesional con lo personal. Hay gente que hace comentarios personales en su Twitter de empresa, como contar que está de juerga con los amigos o esquiando en Formigal; eso hay que dejarlo para la cuenta personal.

17. Escribe bien. Repasa tus tuits antes de lanzarlos, no cometas faltas de ortografía y redacta correctamente.

18. Comprueba los enlaces. No hay nada más absurdo que poner un enlace mal o que no se active porque está pegado al texto sin espacio de por medio.

19. Nútrete de fuentes fiables. Si no estás seguro de que algo sea cierto, no contribuyas a difundirlo.

20. Ten paciencia. Los seguidores se consiguen poco a poco, no de un día para otro.